Saltar al contenido

Exagentes de seguridad denuncian al M. Público:

10 marzo, 2018

Escándalo. 60 ex trabajadores de seguridad del Ministerio Público que prestaron sus servicios en diferentes sedes de dicha institución durante más de un año, que hoy denuncian un supuesto despido arbitrario y que ha puesto al descubierto aparentes abusos laborales.

Manifestaron que, aparentemente, la administración no les habría notificado por lo que un grupo de ellos, acudió al Ministerio de Trabajo para denunciar un supuesto despido arbitrario, fundamentando que no les han prevenido del despido. Es decir, el 7 de marzo llegó la orden de Lima y al día siguiente cuando se fueron a laborar habrían encontrado a otras personas ocupando sus puesto, ellos piden les reincorporen.

Este personal que prestaba servicios como seguridad en el Ministerio Público sede central en avenida San Martin, Medicina Legal, Campo Verde y otros, denunciaron que además del supuesto despido masivo y arbitrario, este órgano del estado habría vulnerado sus derechos laborales porque aparentemente, no les daban sus beneficios y no contarían con boletas de pago ni planillas.

Una situación que ha conducido a los ex agentes de seguridad del Ministerio Público a desatar una ola de protestas en el frontis de la fiscalía, incluso, exigiendo que les paguen de un mes que les adeudan.

Una denuncia que atribuyeron directamente al administrador de la fiscalía porque aparentemente no les ha avisado y luego de notar el escándalo, recién les ha convocado para que dialogue con ellos, es decir, este viernes 9 de marzo.

Y es que, quedó registrado en nuestra cámara cuando los ex agentes abandonaban el auditorio del Ministerio Público, donde se habrían reunido con Rubén Reátegui Pérez, el administrador, quien recién les daba los detalles del despido masivo. Por esa razón, varios de los quejosos salieron muy indignados manifestando que reunirán a todos los ex trabajadores para hacer prevalecer sus derechos.

Los indignados ex agentes lamentan la forma como les han despedido, recordando que todos aparentemente trabajaban con sobretiempo y no contaban con beneficios ni mucho menos descanso en fiestas especiales como la noche buena, fin de año, día de la madre, San Juan y otras fiestas. Aunque algunos admitieron que les habían avisado de boca que les despedirían pero reiteraron que no les notificaron formalmente. (Miller Murrieta)

Comentarios

Fuente: Diario Ahora